Lugar: Plottier, Neuquén

M2: 189

Tiempo obra: En Desarrollo

Obra gris: 15 días

Ver plano
El diseño de la casa está inspirado en la esencia del desierto. Así como la vegetación resalta en medio de estas zonas, con la casa también se buscaba destacar, generando un espacio fuera de lo común. Por fuera, la utilización de un volumen monocromático, nos llevó a elegir un revestimiento de chapa negra en puntos estratégicos de las fachadas, logrando así, un fuerte contraste e impacto a los ojos de quien la visualiza.
La combinación de morfología y recursos de asimetría, junto con la simpleza de los volúmenes utilizados, se encuentran inspirada en las obras arquitectónicas del mexicano Luis Barragán.
Por dentro, se mantuvo siempre el concepto de realizar una casa de tipo loft, pero sin dejar de lado la idea de la casa "familiar", anexando otro cuerpo yuxtapuesto al principal en el segundo nivel, para la zona de habitaciones de niños y/o huéspedes.
El ingreso de luz se ve contemplado con la utilización de grandes ventanales horizontales que cubren la fachada lateral visible.
Por cuestiones de seguridad y para no malograr la imagen del frente de la vivienda, se optó por la utilización de ventanas verticales con un juego de traslación, permitiendo el paso de luz en la zona de la escalera.
En base al gusto y elección del propietario, en la zona de la cocina se optó por una ventana en "L" que permita una vista panorámica hacia el jardín, así también como un gran ventanal en la zona donde se encuentra ubicada la bañera con hidromasaje del segundo piso, para relajar y desconectar con vista en altura hacia el terreno.
Los techos altos y balconeo interno, así como también los espacios abiertos de cocina / living / comedor (típico de loft) se combinan con la imagen de la clásica casa familiar, con cocina apuntando hacia el fondo y gran jardín (MEMORIA DE LA AUTORA).
Respecto al sistema, se utilizó perfilería pesada de 100mm, reforzada en puntos clave y vigas de mayor espesor según cálculo. La vivienda está revestida en OSB de 11mm y terminada con placa cementicia de 10mm, que se utilizó como base para el texturado posterior.
El entrepiso se resolvió con vigas de 200mm para evitar apoyos extra y respetar la idea rectora de espacio fluidos y liberados.
Se utilizó aislación en lana de vidrio de 80mm en todo el perímetro.